Saltar al contenido

Peligros en el mar.

marzo 3, 2019

Una historia verídica.

Amanecía. En Ibiza era un día soleado, sin nubes en el horizonte ni nada de viento. Decidimos coger mi barco, un llaüt de 9 metros de eslora, dos motores diesel, con velocidad de crucero de 12 nudos, navegador con su conexión a la radio para lanzar un SOS automático, indicando posición, piloto automático, cartas náuticas electrónicas y todas las virguerías habidas y por haber; e irnos a Denia a pasar el fin de semana.

Llegamos al club náutico, cargamos los depósitos a tope de combustible y empezamos a navegar.

A las dos horas y pico, aproximadamente a mitad de camino, empezó a ratear un motor, que acabó parándose recalentado, pero bueno, nos quedaba el otro motor con el que podíamos seguir o dar media vuelta. Decidimos seguir. Pero como las desgracias nunca vienen solas, al rato, una batería se descargó y nos encontramos sin instrumentos de navegación ni radio. Pero no pasa nada. Decidí conectar la otra batería con la agotada y…. ¡¡¡BINGO!!! el tema se arregló, pero al cabo de un momento empezó a salir humo de las baterías y se quemaron las dos. Algo hice mal.

Habíamos parado el motor que nos quedaba para hacer la chapuza con las baterías y ahora no lo podíamos arrancar. La había hecho buena. Íbamos a la deriva. No podía llamar por la radio, ni lanzar un SOS. No sabía exactamente dónde estaba. ¿No tienes un SEXTANTE?, pregunto un compañero. ¿Un SEXTANTE?, ¿Qué es eso?.

No teníamos comida ni agua potable, además se empezó a levantar mal tiempo y empezó la marejada. ¿Sabéis lo que es estar a la deriva con marejada?. Mejor no entro en detalles.

Maldita sea. ¿Cómo puede ser que con todos los instrumentos más modernos de navegación y seguridad nos encontremos en ésta situación?

Al día siguiente, por la tarde y con la mar en calma, nos rescató un pesquero que se dirigía a Sant Antoni (Ibiza) de donde habíamos salido.

Tuvimos mucha suerte. Podíamos haber estado muchos días en esa situación y haber muerto de sed.

¿Qué es lo que hice mal?

No te fíes nunca al 100% de la electrónica. Aprende a navegar con los astros. La electrónica puede fallar.

Daros una vuelta por la página del Ministerio de Fomento, cuyo enlace es:

https://www.fomento.gob.es/marina-mercante/nautica-de-recreo/normas-de-seguridad-y-recomendaciones/equipos-de-seguridad/equipo-obligatorio